jueves, 20 de diciembre de 2007

Navidad ay, ay...

El niño Jesús nació con un pan debajo del brazo, como todos los niños. Lo que pasa es que el pan no era suyo. Bonita manera de comenzar el negocio.

5 comentarios:

Más claro, agua dijo...

¡Bienvenido al mundo blogger, brother!

En cuanto logre quitarme el espumillón de las gafas te incluyo en el particular Hall of Fame de mi blog: "Amigos de Barra".

Abrazos efusivos (con 0,0 de alcohol en sangre... todavía :-)

Gatoto dijo...

Querido Lombilla:

Me agrada comprobar como un artista de tu grandeza abraza, con manos de gigante, las nuevas tecnologías y variedades digitales que el silicio pone a nuestro humano servicio.

Bienvenido a la 5ª dimensión.

Besitos.

Iván dijo...

Genial!
La Navidad siempre tuvo espíritu de negocio. Y de robo, por supuesto.
Recomendación de JRMora. Acertadísima desde luego.
Un saludo!

"QUIMÉRICAS" x QUIM# dijo...

Felicidades por su recién estrenado blog. Enriquece el panorama del humor gráfico en la red,nunca suficientemente rico y variado. Enhorabuena,de corazón. Saludos Quiméricos

Lombilla dijo...

Gracias, majos.