domingo, 12 de febrero de 2012

La metamorfosis... ¡Ay!

3 comentarios:

Manuel dijo...

La reforma es Kafkiana y Gregor siendo un insecto saldrá volando, espero que no le pille una iguana y se arrepienta de dejar de ser lagarto, aunque como cantaba Pepe Da Rosa " para que quiero un lagarto si para cazar ratones ya tengo un gato " , los gatos corruptos no dejan de engordar. saludos

Manuel Barrero dijo...

Qué curioso que ésta viñeta es variante de la anterior, donde el recuadro pasa a ser el "límite" de la cama. Excelente, amigo, excelente idea.
Un reproche: los insectos laborales carecen de "colchón".
:)

Lombilla dijo...

Tanto uno como otro, querido Manuel, son representaciones de una misma situación: la perplejidad ante un desolador presente hijoputa al que debemos asomarnos, con el acojone debido, agarrándonos de lo primero que pillemos, ya sea la línea de una viñeta o el pliegue de una sábana... En cuanto a lo del colchón qué razón tienes, pues los trabajadores de la nueva era, desprotegidos ya de la más mínima protección, deben dormir en el suelo como vulgares roedores. Y es que, como diría Steinbeck contestando amistosamente al primer Manuel que comentó esta viñeta, volvemos a una época "De ratones y hombres".
Abrazos a los dos.
Y a Kafka, naturalmente.
Y a toda la cúpula del PP, con dos cojones.