sábado, 2 de abril de 2016

Nueva Carta a GURB

Estimado Gurb:
Ayer, cuando terminé de defecar pasó lo normal en estos casos, que el público congregado en mi cuarto de baño prorrumpió en vehementes aplausos de sincera admiración y comenzó a dar enardecidos vivas para elogiar la magistral ejecución de mi obra sinfónica en cuatro movimientos abdominales. Pero, hete ahí, marciano de mis entretelas, que cuando me disponía a hacer un bis para contentar al respetable, justo en el momento en que me colocaba decúbito nalgar, una voz misteriosa salida de las profundas simas del inodoro vino a truncar tan gozosa interpretación…
TEXTO COMPLETO:
http://www.gurbrevista.com/2016/04/carta-gurb-31/