lunes, 4 de febrero de 2008

Plaga de promesas...


2 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Puedo prometer y prometo que lo vas a tener complicado para librarte...

Lombilla dijo...

Siempre queda el suicidio; aunque mucho me temo que hasta en el infierno (que es donde van los suicidas, los políticos demagogos y los obispos onanistas), estarán dando por culo...