lunes, 25 de febrero de 2008

Raúl Castro


4 comentarios:

Más claro, agua dijo...

Sublime (que quiere decir: "entre cojonudo y superior" ;-)

Lombilla dijo...

Y cojonuda es, gracias, la actuación de ese gran actor, Raúl, digno heredero de una familia de tanta tradición actoral (véase la sublime, superior, magnífica interpretación de su hermano Fidel en el papel de dictador bananero...)
Por cierto, qué casualidad:
como si fuera un simbólico desagravio "hollywoodiense", le dan el Óscar ahora, cuando el caimán barbudo se va, a un tío que estuvo nominado por su papel de Reinaldo Arenas y que entonces no se lo llevó. Yo he querido ver a Bardem como Reinaldo, que en paz descanse: a ver si pronto, "Antes que anochezca" por ejemplo, se va este nuevo caimán con nombre de mal futbolista, cínica extensión de su puñetero hermano, y se puede ventilar definitivamente el "Palacio de las blanquísimas mofetas".

salvador gutiérrez solís dijo...

Espero que no te molestes, pero es que te he mangado el dibujo de hoy para mi blog... absolutamente genial

Lombilla dijo...

Estoy de acuerdo contigo: tu blog es absolutamente genial... Y no sólo no me molesta sino que me da mucha alegría que te lleves de paseo mi dibujito por esos mundos literarios(ahora mismo haré lo que suelo cuando la alegría me desborda: ponerme el tutú y liarme a bailar como un loco...).
Gracias y besos.