martes, 30 de septiembre de 2014

Nueva entrega de GURB. Esta quincena, a Marte

Estimado Gurb:
No sé si existirá “el efecto mariposa”, esa descabellada teoría según la cual una pequeña y débil mariposa que agite un día, con su aleteo multicolor, el aire de Pekín, podría modificar el clima de Nueva York al mes siguiente. Sin embargo, no tengo la menor duda de que existen otros “efectos” en nuestra sociedad con idéntica capacidad perturbadora. De vivir, por ejemplo, en España, el difunto meteorólogo Edward Lorenz, padre adoptivo de aquella revolucionaria y caótica mariposa, hubiera sido feliz observando algunos escenarios donde su teoría se cumple con la precisión de un reloj suizo. Verbigracia, la redacción de GURB en la que el otro día, sin ir más lejos, el leve aire provocado por un pequeño voto de papel al caer dentro de la urna correspondiente en algún remoto colegio electoral de Escocia con un NO en su interior, causó una modificación tan extraordinaria en el clima emocional del director de ésta nuestra revista que lleva tu nombre, que finalmente eso ha provocado que yo ahora esté viviendo en Marte. Te cuento:
LEER TEXTO COMPLETO